Tetas

Hoy estaba viendo la final de Roland Garros femenino (con Sharapova de por medio es cita inexcusable) y han comentado que una de las finalistas, la rumana Simona Halep, hubo de reducirse el pecho para poder continuar su carrera deportiva debido a los problemas e incomodidades que le ocasionaba su gran tamaño durante los partidos.

Yo me alegro de que le fuera bien y que su trayectoria vaya para arriba, pero viendo las fotos del antes y el después no he podido sino acordarme de este corto que hoy os traigo. Y es que a veces el bien individual no es el bien del colectivo.