Quizás uno de los mayores tabús que existen en relación al sexo es aquel referente al incesto. El mantener relaciones carnales entre miembros de la misma familia no es algo que esté muy bien visto que digamos.

Aún así, cuando uno se da una vuelta por internet, ese pozo de sabiduría en el que la gente puede expresarse libremente a través del anonimato, encontramos con que gran parte de las fantasías sexuales de medio mundo incluyen estas prácticas.

love-twinsComo no puede ser de otro modo, la pornografía no ha sido ajena a este fenómeno y desde un primer momento aprovechó este filón para reflejar en pantalla una serie de encuentros que tenían como protagonistas a padres e hijas, hermanos y hermanas, abuelos y nietas… cualquier variedad de parentesco que se nos ocurra.

Fruto de este afán exploratorio nos encontramos con todo un subgénero que va desde películas que hoy son clásicos indiscutibles como “Taboo American Style”, hasta producciones más recientes como la española “En familia. Un hogar muy caliente”.

Pero de todos modos, en el cine sicalíptico siempre se ha pretendido ir un paso más allá y la verdad es que no me cuesta mucho imaginar a ese productor que pensó: “si las películas incestuosas se venden como churros, ¿qué pasaría si vendiésemos películas donde el incesto fuese real?”

Teenage TwinsQuizás por eso, no es extraño que ya en 1.975, poco después del estreno de “Garganta Profunda”, pudiésemos disfrutar en diversos films de las andanzas de Taylor y Brooke Young, que se anunciaban con el definitorio sobrenombre de the famous lesbian twins.

Y es que esa es quizás una característica que pocas veces se cumple. Han sido muchas las parejas de hermanos y hermanas o madres e hijas,  que han participado en el porno, pero sólo en contadísimas excepciones han llegado al punto de protagonizar escenas de sexo entre ellos.

Quién no recuerda la historia de Amber Lynn y Buck Adams, rehuyendo de cantidades astronómicas por tener sexo delante de la cámara. O de las famosas Dessi y Elli Fox, madre e hija, que accedían a compartir escenas siempre y cuando no estuvieran juntas.

Ava y Mia Rose, Inga e Ines, Angela D’Angelo y Ice La Fox, Kristal Summers y Francesca Le, Jewel De Nyle y De Bella, Sunset Thomas y Sunrise Adams, Timea y Marianna Kiss,… como veis la lista de parentescos dentro del porno podría ser interminable, pero sólo unos pocos se han atrevido a romper esta barrera.

Denis-Diane SloanComo las nombradas gemelas Young o las posteriores Denise y Diane Sloan (“Tigresses and Other Man-Eaters”) o Lanny Barbie y su hermanastra Kimberly Franklin (“I love Lanny”).

Pero como en todo, aquí también hay quién se atreve a poner el listón un poco más alto y si las parejas nombradas más arriba se limitaban a algún jugueteo lésbico, otras como las alemanas Sybille y Sylvie Rauch hicieron de este subgénero su especialidad.

Aunque siempre sin alcanzar las cotas de las francesas Sandrine y Christelle, que en la película “Twin Lock” protagonizaban un tour de force en toda regla con fist fucking incluido.

milton-twins-cumshot-bigPor todo ello, no es de extrañar que sites como www.teenrevenue.com se hayan dedicado a explotar este filón, dedicando webs personales a las gemelas Simpson o las gemelas Texas, aunque sin duda su gran éxito ha consistido en lanzar al estrellato a Cherish y Calie Marie Milton. Dos lolitas que si han alcanzado la fama ha sido en buena parte gracias a compartir escena cada vez que tenían ocasión.

3 Responses

  1. PERVERT

    Buen articulo,recuerdo una escena de Lanny Barbie con Kimberly Franklin que follan con Manuel Ferrara en una pelicula de Vivid muy buena,realmente genera morbo!!
    SALUDOS PERVERT

    Reply
    • Xuancar

      Yo echo de menos que se mencione a las Love Twins, puede decirse que hablando de gemelas han sido las más famosas, y desde mi punto de vista, también las que están más buenas

      Reply
  2. jonatan

    Tienes razon xuancar estan buenas , yo me la he cascado con sus escenas

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published.