La escena más hardcore de Gala Brown

Gala Brown está que no para. Si hace poco nos hacíamos eco de una de sus deliciosas correrías junto al ínclito Robin Reid, hoy os traemos la que es sin duda la escenas más hardcore que ha protagonizado una de nuestras chicas favoritas.

Si ya de por sí Gala Brown tiene normalmente un airecillo de nínfula algo pícara que nos pone de lo más cardíacos, cuando en su última escena para Cumlouder nos la hemos encontrado ataviada de “inocente” colegiala los niveles de berraquismo se han disparado  al momento.

01

Y eso que aún no había empezado lo bueno, porque lo que venía a continuación es un escenote de esos que aseguran que te vas a quedar con los huevos más secos que el desierto de Atacama.

En ella, esa mole humana que es Rob Diesel, se encarga de cumplir las fantasías más oscuras de una Gala Brown que sufre/goza un tratamiento de lo más bestial.

El gigante sueco no se anda precisamente con chiquitas a la hora de dominar a Gala Brown, dejándonos por el camino una escena anal de tomo y lomo que además hará las delicias de los fetichistas de los juegos acuáticos con una inusual ración final de piss and love.