Hacer dinero con programas de afiliados

Hemos repasado los distintos tipos de contenido que puedes incluír en tu web o blog porno. Hemos visto que hay diferentes enfoques a la hora de abordar tu proyecto de internet para adultos. Ahora bien, ¿Cómo llega realmente a generarse dinero? ¿Cuales son las herramientas para ello?.

Para dar respuesta a estas preguntas, hoy hablaremos acerca de los programas de afiliación.

Los programas de afiliación son acuerdos que establece una empresa con objeto de que terceras personas promocionen sus productos. De este modo, cada vez que consigue un cliente, “premia” a quien se lo ha enviado con una comisión.

Los programas de afiliación en el campo adulto no varían básicamente de esta fórmula. Las empresas que proporcionan contenido se conocen como sponsors, y quienes se acogen a sus programas reciben el nombre de afiliados.

webcams-pornoLos sponsors pueden promocionar productos de todo tipo: webcams, webs de videos, contactos, juguetes eróticos…prácticamente cada banner que puedas wer en una web porno pertenece al material promocional que un sponsor ofrece.

Elegir tus sponsors

Has decidido que no estaría mal probar a ver si puedes hacer un poco de dinero, así que lo primero es decidir qué vas a promocionar y ponerse manos a la obra. La elección de los sponsors con los que trabajes resultará determinante en gran medida a la hora de calibrar tus posibilidades de éxito. Pero, ¿cómo elegirlos?

Particularmente, los criterios que considero más relevantes son la calidad del contenido que ofrecen y la del material promocional que ponen a tu servicio.

Las sensaciones que te produzca a primera vista, a mi juicio,también son muy importantes, ya que si una web, sea del tipo que sea, no te seduce por los ojos en unos pocos segundos, las posibilidades de que las visitas que envíes se transformen en ventas se reducen notablemente.

Por tanto, a la hora de trabajar con sponsor, lo recomendable es que te dejes guiar por tu experiencia personal. ¿Qué webs te resultan más llamativas? Trata de hacer un rápido repaso de los nombres de las primeras que te vengan a la cabeza, o agrégalas a favoritos cada vez que des con una que te parezca especialmente atractiva.

Una vez tienes listo ese ramillete de webs que tú como consumidor encuentras más “seductoras” -ya sea por diseño, contenido, o la combinación de ambas- tan solo tienes que buscar un apartado llamado Webmasters y clickar en él.

cumTe llevará a la página principal del sponsor, desde la que puedes darte de alta introduciendo tus datos personales en el formulario de registro. No te costará nada ni te obliga a ningún compromiso.

Desde la página del sponsor ya se te informa de muchas cuestiones que te podrán convencer o no del interés de trabajar con ellos. Entre esas cuestiones están las tarifas, pagos mínimos y formas de cobro, o un pequeño adelanto del material promocional del que dispones.

Como hemos señalado, en mi opinión este es uno de los aspectos determinantes a la hora de elegir un sponsor, por lo que conviene que rellenes el formulario y te des de alta para, una vez ya como afiliado, puedas comprobar a fondo qué herramientas de promoción son las que ese sponsor pone a tu disposición.

En la próxima entrega trataremos lo relacionado a estas herramientas, comentando cuales son las más habituales y la utilidad de cada una de ellas.

Comentarios
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *