Gilipollas es poco

Con la de mascotas que se pueden tener, estos van y escogen un león. Y encima tienen los santos cojones de llevar visitas a casa. Pues pasa lo que tenía que pasar.

Comentarios
  • Vaya la cosa esta muy reñida y rugida porque desde luego sí se que mi amigo tiene un león por muy manso que sea no entraría ni de coña porque sería presa fácil!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *