Esto es todo, amigos.

Cuando los Premios Galaxy se anunciaron a finales de 2010, recibieron una calurosa acogida, principalmente porque lo hacían en el marco de una transición a una nueva etapa. La etapa del porno en internet en España,con una nueva generación de empresas y artistas naciendo que no habían conocido lo que era obtener un reconocimiento a su trabajo. Se abría un periodo de esperanza y grandes aspiraciones para muchos.

Hoy, a mediados de 2014, ponemos punto final a ese periodo. Se acaban los Galaxy y con ellos, uno de los mejores escaparates que tenía nuestro porno en el resto del mundo. Ha sido un viaje más corto de lo esperado, pero las circunstancias mandan. Las empresas españolas no están por la labor de seguir apoyando el evento, con lo cual, su realización se vuelve inviable.

Desde luego, podría dedicarme a repartir culpas, despotricar del porno español y su estrechez de miras, o aprovechar la tesitura para arramblar contra aquellos que no han hecho sino poner palos en las ruedas de un proyecto que desde el principio, se ha valorado más fuera que dentro de nuestro país. Nada de eso sería faltar a la verdad.

Pero tampoco es menos cierto que como organizador era mi responsabilidad saber transmitir las ventajas de impulsar un evento internacional fuerte en España, y resulta evidente que no lo he logrado. Por eso no voy a entrar en el juego de señalar con el dedo.

gala galaxyEn su lugar, prefiero quedarme con lo bueno.  Recordar con cariño la ilusión repartida entre los artistas. Agradecer la ayuda de quienes creyeron que esta era una buena idea y en algún momento le dieron soporte.

Estoy convencido de que los Premios Galaxy tenían el potencial de convertirse, con el paso de los años, en un gran evento  internacional al estilo de los AVN.  Pero lo que parece cada vez más claro es que las referencias van perdiendo valor en la medida de que nadie parece estar interesado en las opiniones independientes. La tendencia, de un tiempo a esta parte, es la de desacreditar a todo aquel que no se pliegue a intereses concretos. Tal vez por eso los Galaxy Awards han tenido una existencia tan breve.

Quienes ponían en duda la integridad de los premios tendrán que reconocer que  proclamar que esto era un circo montado para que los sponsors se repartieran el pastel no parece ahora una afirmación con mucho sentido. De ser así, no estaríamos hablando del final de los Premios Galaxy.

Otra cosa es si de verdad unos premios independientes, honestos y transparentes son algo que las empresas están dispuestas a apoyar. Supongo que aún nos falta un puntito de madurez para asimilar cosas como que unos pongan dinero y sean otros quienes suban al escenario a recoger estatuillas.

galaxy trofeos

Aún así,  quiero reiterar mi agradecimiento a Borjan de Cumlouder, Fran y Juanjo de Espabit, Arnaldo de Fakings, Javier de Crapulosos,Toni de Allspice, Vicente y Sigrid de Retoglobal, Dinorah de Badoink, Pablo de ReddevilX, y Leo Gálvez de Culioneros por la confianza depositada.

Sin ellos, esta historia no hubiese sido posible. Sólo de ilusión no se construyen realidades, y la aportación que cada uno realizó a esta idea bien merece una mención, porque permitieron que ese sueño fuese una realidad al menos por un tiempo.

Esta andadura me ha dado un conocimiento más profundo de quien es quien en el porno español. Ahora conozco mucho mejor como se desenvuelve casi todo el mundo. Conozco a los buenos y malos perdedores,  a quienes fueron amigos por conveniencia -hasta comprobar que no les servía de nada-, a los que utilizan la presión para lograr sus objetivos y a aquellos que se manejan en la sombra para destruir lo que otros construyen con mucho esfuerzo.

No pretendo disimular que para mí es un momento triste, por la ilusión y las muchas horas de trabajo que puse detrás de este proyecto. Sin embargo, incluso en situaciones así, hay que intentar tratar de ver el lado positivo de las cosas.

anissa-web

Me siento orgulloso de la calidad del trabajo realizado. De que artistas internacionales de renombre valoraran el galardón. De haber contado, a lo largo de estos años, con jurados de altísimo nivel. Creo que pasarán algunos añitos hasta que volvamos a ver a gente como  Katsuni, Mick Blue, Lisa Ann o Jenna Haze formando parte de algo que se monte en España.

Me siento orgulloso de que la gala del pasado año haya sido la más espectacular de la historia del porno español. Y aquí hago un paréntesis para destacar que éste es  un mérito de alguien que no puedo dejar de señalar de forma especial.

Gracias a los Galaxy Awards he tenido la oportunidad de trabajar codo con codo con uno de los grandes desconocidos de nuestro sector, una de las personas más brillantes que he conocido nunca: Conrad Son.

Su entusiasmo con el proyecto fue capaz de llevarlo al siguiente nivel. Conrad es la prueba palpable de que querer es poder, y si todos hubiesen puesto un 1% de su implicación, hoy estaríamos hablando de algo grande. Pero Conrad sólo hay uno.

Conrad Galaxy

No quiero alargarme mucho más. Solo me resta agradecer  a todos los jurados su esfuerzo desinteresado y a los artistas la promoción en redes sociales. Lo siento por aquellos actores y actrices que este año se quedarán sin el reconocimiento de su trabajo, así como por productores a quienes su buen hacer en algunas escenas tampoco tendrá recompensa.

La vida sigue y se abrirán nuevas puertas. Sean cuales sean, en próximos proyectos volveré a poner el mismo esfuerzo, dedicación e ilusión que en éste. Esa es la única manera que conozco de hacer las cosas.