En dos palabras: Im-presionante

De un tiempo a esta parte se está abriendo un debate acerca de si el porno actual ha caído en una espiral repetitiva, en la que todo se copia y no hay esfuerzo imaginativo por parte de los productores.

Se añoran los tiempos del cine porno donde las películas tenían una elaboración, como si en ese periodo todo lo que se grabara fuese brillante por el sólo hecho de tener cierto presupuesto y durar 90 minutos.

Yo, que tuve que hacer reviews de muchas de ellas, puedo garantizar que la sensación que te quedaba al final era en la mayoría de los casos, la de falta de talento, aburrimiento o ambas cosas.

Por eso, cuando uno ve que hoy, Cumlouder saca una parodia de Regreso al Futuro, con una réplica exacta del Delorian, un camaleónico Marco Banderas, que igual te hace de Supermán, James Bond o Marty McFly, y una post producción de alto nivel, no te queda más que pensar que estas opiniones no son más que una falta de adaptación a la realidad actual.

regreso

Hoy toca introducir al espectador en la escena de sexo en apenas 5 o 10 minutos, y ese es todo el tiempo del que se dispone para contar una historia. La parodia funciona bien en este formato porque se parte del conocimiento previo que tiene el espectador, y eso te proporciona una ventaja a la hora de plantear la situación.

Pero estamos hartos de ver parodias mal hechas con presupuestos millonarios, por lo que recrear con fidelidad, acierto y humor un clásico como Regreso al Futuro, y hacerlo en una mini píldora que te invite a disfrutar de la escena de sexo tiene un mérito más grande del que a priori parece, y en el que nadie repara.

Primero ha de surgir la idea, y que esta no se tire a la basura por ser considerada la extravagancia de un soñador. Segundo, ha de desarrollarse, con el coste que tiene, lo que en tiempos en los que todo el mundo ahorra hasta el último céntimo en producción, tiene un doble mérito, por sustraerse a esa tendencia del “menos es más”.

¿Menos coste es más beneficio?. Tal vez a corto plazo. Pero quienes tienen verdadera intención de sobrevivir a largo plazo, deberían empezar a plantearse la del “más es más”. Más imaginación, más riesgo, más calidad en los detalles, al final, marcan la diferencia.

Cumlouder, con su parodia de hoy de Regreso al Futuro, ha comenzado a demostrar, a quienes aún no se habían percatado de ello, de que ellos ya están allí.

Xuancar