El Reino Unido y la censura en el porno

El pasado uno de diciembre, la industria pornográfica británica en internet sufrió un tremendo vuelco con un nuevo cambio de legislación que trastoca completamente el modelo de negocio del sector.

Hasta ahora, la producción de porno a través de internet se había mostrado libre de cortapisas, siendo el vehículo perfecto para todos aquellos que querían realizar un producto diferente.

El problema es que ahora esta libertad creativa ha sido coartada. Una enmienda al Acta de Comunicaciones de 2003 que regulaba la producción de contenido VOD, ha llevado a que éste deba regularse por los mismos criterios por los que se han de regir los DVDs que encontramos en cualquier tienda.

En la práctica esto lleva a que todo el material publicado en internet deba pasar someterse a un código de valores en el que numerosas prácticas hasta ahora habituales pasan a ser duramente restringidas o directamente prohibidas.

Captura

De esta manera el spanking, el gagging, el facesitting, el squirting, el sexo en público, los role play con menores de edad, el fisting, las escenas con orina y varios actos más han pasado a estar penalizados.

Lo curioso es que muchos de estos actos son censurados en su vertiente de dominación femenina, pero no en la masculina. Por ejemplo el eyacular sobre la otra persona está bien si lo hace un hombre, pero no si es una mujer o también, se persigue el facesitting pero se permite facefucking.

Hechos que han llevado a que muchos vean esta reforma como machista y fuera de lugar, dando pie a que prácticas consensuadas entre los participantes pasen a ser ilegales.

La consecuencia última de esta censura es que varios sitios webs dedicados al fetichismo o la dominación hayan debido cerrar o trasladar sus producciones a otros lares consecuencia de la nueva legislación.

En el trasfondo de todo, como siempre, está la defensa de la moralidad. Ya que según sus artífices, esta reforma va encaminada a evitar la corrupción del espectador mediante el visionado de prácticas que transmiten valores insanos.

Si queréis informaros con más detalle de qué se persigue exactamente, aquí podéis encontrar una lista detallada.