Los que conozcais los castings de Pierre Woodman ya sabreis que el maestro francés es especialista en llevarse a las chicas a su terreno por muchas reticencias que éstas puedan tener a hacer pornografía.

Su simpatía y su verborrea terminan por triunfar casi siempre y la mayor parte de ellas dan el paso y terminan convirtiéndose en actrices.

Pero hay chicas más complicadas que otras, y aquí os vamos a mostrar hoy uno de los casos más duros con los que se ha encontrado Woodman, además, muy reciente.

Se trata de una chica rusa llamada Masha, que parece bastante reacia a entrar en el juego del director francés. Recomiendo no perderse ni un segundo del video hasta el final, puedo aseguraros que os sorprenderá.

Mi agradecimiento a Albert Sanz por haberme descubierto esta joya

Leave a Reply

Your email address will not be published.