Duras restricciones al Hentai en Japón

Una de las cosas que más llama la atención de los occidentales al llegar a Japón es comprobar como en cualquier parte y a la vista de todos se exhiben publicaciones Manga que en muchos casos podrían considerarse cercanas a la pornografía infantil (Hentai). Esto es algo que lleva camino de desaparecer.

Hentai

Si bien no se prohibirá la realización de este tipo de material, el comité de Asuntos Generales de la ciudad de Tokyo tiene previsto aprobar una revisión de las ordenanzas que regulan la venta de este tipo de productos, mediante la cual se limitaría la exposición de estos a zonas exclusivamente para adultos.

La regulación afectará especialmente a productos en los que aparezcan menores de edad siendo objeto de abuso sexual. 

Asociaciones de padres y profesores han ejercido una fuerte presión en este sentido, mientras que por otro lado, los dibujantes y editoriales han hecho pública su oposición a esta medida, que en la práctica puede suponer una dramática caída de los ingresos que genera.

Si es aprobada por la Asamblea plenaria, se espera que esta nueva regulación se convierta en ley a partir del próximo mes de Junio.

Comentarios
    • En la práctica lo son, porque supone que se reducen de manera significativa los puntos de venta. Ya no podrán venderse en kioscos ni tiendas de prensa, solo en lugares que puedan habilitar una zona para adultos, en sexshops, etc.

  • No soy un gran consumidor de este tipo de pornografía, siempre que veo algo así me acuerdo de mi infancia,de Arale o Dragon Ball, y se me baja la libido. Aunque, eso sí, tampoco veo bien que se fiscalice su consumo y se le imponga restricciones a su venta.

  • Nosotros los consumidores de este tipo de animes ya conocemos la capacidad y talento que tienen los japos para echar a andar la maquina de hacer dinero que es EL CÓMIC, son uno de los exponentes en este estilo, dominando y combinando en el Manga enormes dosis de erotismo, sexo, brutalidad y degeneración; dejando claro el liderazgo y mostrando sin disimulo el corrompido cerebro que tienen al crear el género HENTAI, genero que dominan a la perfección. Si bien es cierto que esto atrae a miles de seguidores, en mi opinión tendría que ser mas fiscalizado los limites en algunos puntos importantes como lo es la protección al menor.

    Quien no ha dejado a volar su imaginación, si no es con algún ídolo de música, una chica guapa de plaboy o en el peor de los casos con el marido o la esposa del vecino….en mi caso desearía una noche loca con el UROTSUKIDOJI, para quienes no saben quien es ¨El Señor del Mal¨, todo un clásico imprescindible para los amantes del manga, un monstruo acojonante, dotado de múltiples penes que utiliza sin misericordia con la única finalidad de saciar su apetito sexual a medida que busca la paz del mundo…pero eso no es lo que esta en cuestión.

    Me inclino por la idea positiva de tener mas restricciones y cuidados con la comercialización de este tipo de genero, ya que esta cargado de violaciones, incestos, muerte y escenas brutales llenas de sangre, dolor y leche…que no es la 69… creo que la solución no es la prohibición.
    Ahora con su permiso voy a masturbarme que tengo el dvd de Hentai en pausa….besitos.

    • Joder Sofía, sabía que te gustaba el rollo japo pero no que controlabas tanto. Podías animarte y escribirnos alguna colaboración sobre porno japonés, seguro que resultaba muy interesante conocer tus gustos.

  • UUFFF!!! Que corrida me he pegado….ahora que estoy mas relajada quiero seguir opinando, esta vez respecto a la doble moralidad de los putos japos, Ahora resulta que quieren prohibir el HENTAI…me cago en la pu…, pero no tienen huevos para acabar con el enerme mercado negro, que es El Burusera, término acuñado por los nipones para referirse al mercado de compra-venta de bragas usadas por adolescentes en Japón.

    La palabra japonesa deriva del cruce entre las palabras inglesas bloomer, abreviada en japonés como buru, que es el nombre que recibe el pantalón corto utilizado para las clases de educación física en Japón, y sailor suit, abreviado en japonés como sera, que hace referencia a los uniformes típicos de las colegialas japonesas. Aunque en 1993 se prohibieron las maquinas expendedoras de bragas usadas; aun esta latente este negocio, llegando a cotizarse mas de 500 euros por bragitas eso si dependiendo del prestigio del colegio o la cantidad de flujo vaginal que lleven las bragitas….menudos guarros los japos….

    Vuelvo y repito que la solución no es la prohibición de Hentai, por el contrario, esto simplemente creara distintas formas de expandir este arte o gustos un poco retorcidos que ya nos tienen acostumbrados nuestros tristemente celebres fetichistas de la tierra del sol naciente…BANZAI!!!

  • Mi querido Xuancar, estoy encantada y agradecida que me brindes la oportunidad de exponer mis conocimientos y/o experiencias acerca la cultura del lejano oriente: costumbres, vicios y placeres. Cuenta con mi participación esperando a la brevedad posible compartir información. Arigato gozaimasu Xuancar-san, espero un correo con los temas a tratar. Besukis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *