Bel Gris, un tipo diferente

Bel Gris me cae bien. Sin conocerlo, ni haber cruzado jamás dos palabras con él.

No hay una razón muy clara para que así sea. No es un actor de los llamados “importantes” a cuya sombra conviene arrimarse. No espero que me haga ningún favor. Y por supuesto, no espero contrapartidas sexuales por publicar esto.

Ni siquiera entro a valorar sus capacidades para este trabajo, las cuales realmente desconozco.Pero es un tipo diferente, con personalidad, de los que se salen del cliché.

Belgris1Su físico ya de por sí lo hace desmarcarse de la mayoría. Nariz aguileña, cuerpo delgado y un look absolutamente setentero hacen de él cualquier cosa excepto el estereotipo de actor porno actual.

Pero además, Bel Gris tiene un peculiar sentido del humor y un coco más que bien amueblado. Mientras un actor porno “convencional” suele pasar hablando de sexo un 90% de su tiempo, Bel Gris se plantea reflexiones acerca del mundo y las personas que lo componen.

bel gris-leyla blackAlguno dirá que es porque Bel Gris no trabaja mucho, y probablemente puede que sea así. Pero mientras otros en su situación se quedarían de brazos cruzados, él continua con la labor de darse a conocer al mundo.

Ojalá eso ocurriese con más frecuencia y comenzásemos a conocer otra cara de las personas que componen este mundo. Sobre todo de aquellos y aquellas que, como Bel, tienen cosas interesantes que decir y capacidad para hacerlo.

belgrislogoBel Gris no tiene padrinos, y tal vez nunca llegue a ser una estrella en el mundo del porno. Pero, en mi opinión, cada día que se conecta a internet y expresa sus locuras pensamientos al mundo a través de su blog o las redes sociales, está dando una lección de cómo hacer de tí tu propia marca.

Porque en el fondo, todos somos diferentes. Pero sólo unos pocos saben diferenciarse.

Xuancar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *